fbpx
wedding planner

GRANDES DUDAS EN LAS INVITACIONES DE BODA

Que las invitaciones de boda son unas de las cosas que más han evolucionado en esta última década, no es un secreto. Cada pareja las usa cómo introducción a esa nueva etapa que están comenzando descubrir. Porque la invitación de tu boda al final es la carta de presentación para ese momento.

Las hay de papel satinado, reciclado, seda, en formato digital, de madera, metacrilato, bordadas e inclusive la última tendencia “eco friendly” con semillas impregnadas en el propio papel, las cuales germinan al plantar la invitación.

Pero cuidado, hoy no vamos a hablar de las tendencias en invitaciones.

El tema con el que quiero comenzar este número es con las grandes dudas que os surgen como pareja al poneros enfrente de un trocito de papel al que le debéis de dar forma, color, diseño, simetría…y no solamente eso, también debe de llevar la información necesaria para que ningún invitado quede rezagado el día B. Me atrevería a decir que, cuando comenzáis a pensar en qué tipo de invitación queréis ofrecer, es cuando realmente os dais cuenta de todo el trabajo, dedicación, y constancia que le vais a tener que dedicar a los preparativos de vuestra boda.

Aquí tenéis los tres grandes tabúes en las invitaciones de boda:

 

1 ¿Con cuánto tiempo entregar las invitaciones de boda?

La respuesta es Aurea mediocritas, y qué es esto, pues un término que mis novios reconocen a km desde que comenzamos a trabajar juntos, significa: El punto medio es equilibrio. No debemos de entregar las invitaciones 1 año antes. Nuestros invitados en la mayoría de los casos desconocerán sus planes a doce meses vista. Eso me lleva al otro extremo. Tampoco debemos de entregar ese sobre tan importante y significativo a un mes de nuestro gran día, puede pasar que, alguien que sea muy especial para vosotros, no pueda asistir por el simple hecho de tener un compromiso previo.

 

2 ¿Ponemos mapa en la invitación?

Nombre del lugar, siempre. Mapa, va a depender de dónde sea nuestra boda y del tipo de invitación que demos. Sí es un sitio conocido, o está bien localizado en google, no es estrictamente necesario. Si por el contrario es un lugar, algo más clandestino (la finca de algún amigo, la casa de campo de los padres de él, etc) en esos casos si no queréis que un invitado interrumpa la ceremonia civil llegando tarde, sí que deberíais de incluir un pequeño croquis.

 

3 Número de cuenta.

Dejadme daos un rotundo Sí. Muchos llegáis diciéndome que os avergüenza añadirlo, no queréis que piensen que lo hacéis por el dinero. Muy bien, dejadme deciros dos cosas. 1º Hoy, nadie se casa por el dinero que los invitados nos dan. Simplemente, no llegaría a cubrir el evento. 2º Vosotras, como invitadas, iríais a una boda sin hacer un regalo previo. A qué, no. La gente a la que invitáis a la boda, os quiere, no permitiría ir a vuestra celebración sin dar ese detalle.

 

Estos, son los tres puntos que más trabajo os cuesta definir, espero haber ayudado. Aún así, decidáis lo que decidáis estará bien decidido, ya que cada pareja es única, y cada decisión sobre la boda debe de ser consensuada y aprobada por ambas partes (eso es un truco para llegar a las bodas de plata). Nos vemos en el próximo número.

@unatiquismiquis

Más artículos
LOS DIEZ MEJORES DESTINOS PARA 2020: PAÍSES BAJOS

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies